Atentos a la postura al dormir: también puede influir en la salud bucodental

¿Cómo duermes por la noche? ¿Cuál es tu postura habitual? ¿Sabes que ello puede decir mucho de tu persona y de tu forma de ser? Y, aunque a priori no parece que haya una conexión directa, también puede ser esencial para el estado de nuestra boca y dientes.

Recuerde la postura con la que habitualmente pasa la noche en la cama. Si, por ejemplo, su caso es el de dormir de forma lateral o boca abajo, ha de saber que el cuerpo realiza una carga que se puede concentrar en la mandíbula, ocasionando, en algunos casos problemas.
Es habitual es que una persona no pase toda una noche en una misma postura, pero si se aprecia cualquier molestia, lo adecuado es que acuda a la consulta de su dentista antes de que el problema siga creciendo.
¿Cuáles serían los síntomas que nos darían el aviso? Van desde la dificultad para mantener la boca abierta durante mucho tiempo, inflamaciones gingivales, dientes inclinados hacia afuera o desgastados, ruidos al abrir y cerrar la boca, dolor al deglutir…
Se han puesto sobre la mesa infinidad estudios que relacionan las diferentes posturas al dormir con la personalidad de cada uno. Están son algunas de las más habituales:
1.- Nostálgico
Suele asociarse con personas abiertas pero también suspicaces. Lentas a la hora de tomar decisiones, pero que una vez lo hacen será difícil que cambien de idea.
2.- ‘Tronco’
Dormir sobre un lado con los brazos a lo largo del cuerpo puede indicar una personalidad muy sociable con tendencia a la credulidad.
3.- Soldado
Parece incómodo pero en realidad relaja la espalda. Como su propio nombre indica, revela una personalidad exigente y estricta y, además, reservada y tranquila.
4.- Boca Abajo
Dormir boca abajo provoca que no descansemos bien, aunque facilite la digestión. Estamos hablando de personas muy sociables que, sin embargo, se enfadan con cierta facilidad  y pueden ser bastante susceptibles.
5.- Fetal
Es quizá la más natural y dice muchas cosas de uno mismo. Denota sensibilidad, timidez y una persona con buenos sentimientos.
¿Estáis de acuerdo con las conclusiones de estos estudios?

Foto: www.freeimages.com