Una Semana Santa dulce en la que no descuidar tu salud bucal

Semana Santa,sinónimo de sentimiento religioso, de descanso, de vacaciones y, a veces, de mal tiempo. Pero también de buñuelos, leche frita, torrijas, monas de pascua o pestiños. Y es que los pequeños placeres dulcesestán a la orden del día en estas fechas, para regocijo del paladar y para desdicha –sólo si no los cuidamos- de nuestros dientes.

Una vez que para quien quiera disfrutar de esta amplia oferta de postres sea inevitable, lo que sí se debe de tener en cuenta es el notable incremento de consumo de azúcar que podemos estar otorgando a nuestra boca y, en general, nuestro organismo. Y no debemos olvidar tomar en consideración algunas medidas para espantar el fantasma de las caries.

Las bacterias que pueden encontrarse en la boca tienen la capacidad de convertir el azúcar que introducimos en la misma en ácidos, sustancias que, de no evitarse, dañan el esmalte que cubre los dientes, lo que abriría el camino a las temidas caries en nuestra dentadura.

Por todo ello, aquí citamos varios  consejos que pueden servir de ayuda contra esos descuidos propios en la alimentación de Semana Santa y que resultan útiles especialmente para los niños, pero también para los mayores:
          Dulces a evitar, puesto que, por sus características, tienden a permanecer mayor tiempo en la boca: el chocolate, la miel, las gominolas…
          Algo que todos sabemos pero que no es fácil de evitar: no picar entre horas, sobre todo cuando no hay un cepillo de dientes a tu alcance.
          Si vas a estar fuera de tu domicilio habitual, recuerda llevar tu cepillo, dentífrico, hilo dental… También de vacaciones hay que acordarse de la higiene bucodental.
          Procura lavar tus dientes después de ingerir alimentos ricos en azúcares. Es en los primeros minutos cuando existe mayor riesgo de exposición.
          Puedes masticar chicle (sin azúcar) tras comer dulces. Produce más saliva en tu boca y, de esta forma, es una protección más contra las caries.
Y recuerda: los dulces no son el único alimento que puede provocar caries. Y que debemos cuidar los dientes durante todo el año.
¡Buena Semana Santa para todos!